By

Qué es Devops y por qué debemos utilizarlo

Vivimos en un entorno de rápido movimiento y las aplicaciones existentes deben actualizarse constantemente a un ritmo cada vez mayor. Además, a menudo surgen complicaciones entre los desarrolladores y los equipos operativos. Afortunadamente, el enfoque de DevOps puede solucionar este problema. Pero, ¿qué es exactamente DevOps? ¿Y qué tan importante es para una empresa?

Si buscamos la definición en Google, recibiremos muchas respuestas y cada una con su propia definición. Hoy vamos a tratar de dar una respuesta más a esa gran pregunta y de ver las razones de por qué debemos utilizar DevOps.

Más que una metodología para el desarrollo de software, DevOps es una cultura necesaria para satisfacer las necesidades actuales de las empresas que desarrollan software, sitios web, aplicaciones, etc.

Con el modelo de cascada tradicional, los requisitos para el software eran claros y bien definidos. La definición del producto en sí también era estable. Los desarrolladores programaban el software, después de lo cual los equipos operativos manejaban su implementación en los sistemas comerciales o la web.

Pero el mundo de la tecnología de la información cambia constantemente y a gran velocidad. Los requisitos cambian frecuentemente y el software debe desarrollarse a un ritmo cada vez mayor. Además, el software y las aplicaciones web no solo se deben comercializar más rápido, sino que también debe ser posible actualizarlas continuamente, agregar fácilmente nuevas funciones y corregir los errores encontrados. Esto lleva al modelo de Metodología Ágil.

Sin embargo, el equipo de desarrolladores no debe ser el único en reaccionar de manera rápida y eficiente; el equipo operacional, que tiene que implementar y monitorear las nuevas aplicaciones, también debería reaccionar de la misma manera. Esto lleva al enfoque “DevOps”. Muchas personas asocian este término con una colaboración más estrecha entre los desarrolladores, los creadores de un producto y las “operaciones”, el equipo operativo que maneja la versión, la implementación, la operación y la supervisión del software.

Pero DevOps es mucho más que esto: es un enfoque común de un problema, un enfoque que va más allá y que involucra a todos los niveles de la empresa, incluidas las finanzas y el marketing, y donde la comunicación es vital.

Todos son parte del mismo equipo. Y todos trabajan para lograr un objetivo común: el éxito de todo el proyecto, no solo de la parte que les corresponde.

¿Por qué debemos utilizar DevOps?

  • Ciclos de desarrollo más cortos, innovación más rápida

Cuando los equipos de desarrollo y operaciones se encuentran en silos separados, generalmente es difícil determinar si una aplicación está lista para operar. Cuando los equipos de desarrollo simplemente entregan una aplicación, los tiempos de ciclo de las operaciones se extienden innecesariamente.

Con un equipo combinado de desarrollo y operaciones, las aplicaciones están listas para usarse mucho más rápido.

Esto es importante, ya que las empresas tienen éxito en función de su capacidad de innovar antes que sus competidores.

  • Reducción de errores de implementación, reversiones y tiempo de recuperación

Parte de la razón por la cual los equipos experimentan errores de despliegue se debe a defectos de programación. Con DevOps, los ciclos de desarrollo más cortos promueven lanzamientos de código más frecuentes. Esto, a su vez, hace que sea más fácil detectar defectos en el código. Por lo tanto, los equipos pueden reducir el número de errores de implementación usando metodologías ágiles de programación que requieren colaboración y programación modular.

El tiempo de recuperación es un problema importante. Pero este es mucho más corto cuando los equipos de desarrollo y operaciones han estado trabajando juntos, intercambiando ideas y contabilizando los desafíos de ambos equipos durante el desarrollo.

  • Comunicación y colaboración mejoradas

DevOps mejora la cultura de desarrollo de software. Los equipos combinados son más felices y más productivos. La cultura se centra en el rendimiento en lugar de centrarse en los objetivos individuales. Cuando los equipos confían entre ellos, pueden experimentar e innovar de manera más efectiva. Los equipos pueden enfocarse en llevar el producto al mercado o en la producción, y sus KPI deben estructurarse en consecuencia.

Ya no se trata de “entregar” la aplicación a las operaciones y esperar a ver qué pasa. Las operaciones no necesitan esperar a que un equipo diferente solucione los problemas. El proceso se vuelve cada vez más fluido a medida que todos trabajan hacia un objetivo común.

  • Mayor Eficiencia

El aumento de la eficiencia ayuda a acelerar el proceso de desarrollo y lo hace menos propenso a errores. Hay formas de automatizar las tareas de DevOps. Los servidores de integración continua automatizan el proceso de prueba de código, reduciendo la cantidad de trabajo manual requerido. Esto significa que los ingenieros de software pueden enfocarse en completar tareas que no pueden automatizarse.

Las herramientas de aceleración son otra oportunidad para aumentar la eficiencia. Por ejemplo:

Las infraestructuras escalables, como las plataformas basadas en la nube, aumentan el acceso del equipo a los recursos de hardware. Como resultado, las operaciones de prueba e implementación se aceleran.

Las herramientas de aceleración de compilación se pueden usar para compilar código más rápidamente.

Los flujos de trabajo paralelos pueden integrarse en la cadena de entrega continua para evitar retrasos; un equipo espera que otro complete su trabajo.

El uso de un entorno evita la inútil tarea de transferir datos entre entornos. Esto significa que no tiene que usar un entorno para el desarrollo, un entorno diferente para las pruebas y un tercero para la implementación.

  • Reducción de costos y personal de TI

En definitiva, todos los beneficios de DevOps se traducen en lo siguiente: una reducción de los costos generales y de los requisitos de personal de TI.

Innovación más rápida, reducción de errores de implementación, reversiones y tiempo de recuperación, mejor comunicación y colaboración y mayor eficiencia y reducción de costos generales.

En resumen, estas son las bases del por qué debemos utilizar DevOps en una organización. La industria ya ha dado el paso y está implementando DevOps a un ritmo acelerado. Las organizaciones han visto el filón de esta metodología y están haciendo todo lo posible por aprovechar una entrega de aplicaciones más rápida, una innovación mejorada, entornos operativos más estables y equipos de empleados centrados en el rendimiento.

Compártelo: